El acuerdo de Paz entre Gobierno y las Farc

Firmar un papel y estampar en ella la firma,caballero-luis-1943-1995 entre dos actores de una guerra, en este caso el Gobierno colombiano y las FARC, solo significa firmar que se pone fin a violencia, que la agresión mutua ha acabado, que se pone fin a la guerra. Significa también que las instituciones y organismos del estado se comprometen a respetar ese papel firmado, y los acuerdos alcanzados. Significa que nada ni nadie puede romper ó intentar boicotear ese acuerdo bajo ninguna circunstancia y se actuará severamente contra quien ó quienes pretendan interrumpirlo. Significa que tanto el estado como las instancias militares y policiales, se hacen garantes del cumplimiento de ese acuerdo bajo la ley máxima que es la Constitución. Significa que la Justicia es la única que se encargará de desarrollar lo que a la Paz y a su normal desarrollo compete. Significa que todos los organismos constitutivos del estado, Congreso y Senado y partidos políticos del arco parlamentario, se someten igualmente al respeto a la Constitución y sus leyes. Significa que los ciudadanos tendrán que someterse igualmente a lo que dicte la justicia en este respecto. Y no pretender obrar por libre albedrío. Con esto solo se acaba la agresión violenta pero no significa la firma de la Paz. Obviamente. Con la firma de la no agresión , de la no violencia apenas podrá decirse que empieza el proceso de Paz social.Este proceso será un largo, penoso y doloroso camino de reconciliación, reparación, compasión, restauración de las heridas, compensación, generosidad, perdón y amor, cuyo proceso durará otras generaciones más hasta su término final. Pero ese proceso que empieza ahora será el de la convivencia normalizada entre las ciudades y los pueblos, entre los colombianos de todas las edades y condiciones, entre todos los ciudadanos del territorio colombiano. Será un proceso tanto ó más doloroso que la guerra misma porque hay heridas abiertas, porque debajo de las costras siguen sangrando las heridas de una guerra cruenta y cruel que ha producido cientos de miles de muertos, millones de desplazados, cientos de miles de desaparecidos, millones de refugiados y exiliados. Un conflicto que dura más de medio siglo hundidos en la pobreza, el analfabetismo,la incultura, el odio y la coerción, el silencio y la tortura. Largo y lleno de pedruscos, escombros, desaliento y muchas veces de frusración, será el camino a corto plazo que nos tocará recorrer a los colombianos; pero este camino a diferencia de los anteriores, sí que caminaremos con una esperanza, encima de una alfombra de flores, una realidad de encontrar la armonía y la soñada convivencia. Pero, sin lugar a dudas, tendremos que atarnos los machos fuertes del perdón y la reconciliación, de la compasión y la restauración, del respeto y la tolerancia, y defenderlos con nuestra vida si fuera preciso a quien intente revertir el proceso. Sin Paz no hay progreso ni desarrollo. Sin educación no hay paz ni progreso ni desarrollo evolutivo de la sociedad. Sin Paz no hay individuo feliz ni sociedad que merezca la pena. Sin Paz no hay Vida que transmitir ni proceso por el que velar. Compromiso con la Paz es nuestro más ferviente deseo, nuestro deseo más luminoso y nuestro pensamiento más fiel. La Paz es nuestra dignidad y decencia. Nada hay más caro que la Vida, ni tan siquiera la Muerte.

Las dos tendencias de la evolución

La trayectoria civilizatoria de la sociedad humana y del pensamiento que conocemos hasta hoy nos revela una trayectoria agresiva y de feroz dominación de un individuo social sobre otro y de un grupo social sobre los de su entorno. Los intereses de los grupos humanos asi convertidos en dominadores, han abrazado la teoría evolucionista de la sobrevivencia del más apto y fuerte ( y de la desaparición de los débiles) arropándose de esa razón, para la obstaculización y entorpecimiento de una evolución progresiva y moral de los grupos sociales y del pensamiento humano. Gran parte de la historia de la Humanidad ha estado avalada por los defensores de esta tendencia evolucionista. El resultado es la violencia desde los comienzos de la civilización, y el dominio de una minoría sobre la mayoría de individuos como “forma natural” de conducta del hombre sobre el hombre y sobre las demás especies del planeta.

A intervalos e intermitencias, la “otra” tendencia para la sobrevivencia de la especie, el la de la “cooperación y de la ayuda mutua”, apenas ha encontrado su espacio de implantación, de seguimiento por parte de los individuos y grupos humanos. Y mucho menos ha encontrado en los historiadores , antropólogos y pensadores de la cosa humana una promulgación y difusión del pensamiento evolucionado y moral y una ferviente adhesión. Siendo el apoyo mutuo y la simpatía ó cooperación para la sobrevivencia un factor clave para la evolución del genero humano. Y es que la inmadurez de los individuos aún no ha alcanzado el grado de consciencia aquel en el que los actos inmaduros se tornen en comportamientos sociales de plena consciencia moral y social y de reconocimiento del otro como coadyuvante de su propia sobrevivencia.

Pilar Cataño C.miedo

tecnología y educación

Nos aplasta la información. Nos devora esos paquetes de información que circulan en todas direcciones a la velocidad de la luz y que se decodifican en nuestras computadoras.La comunicación se hace cada vez más veloz y la voracidad por abarcarla se transforma en angustiosa e inalcanzable. El proceso de reflexión y selección de la información se hace inexistente, y tan solo nos conformamos con “Pâsar” esa información de unos a otros sin masticar, sin salivar, sin digerir y naturalmente sin crítica, cambio ó pensamiento reflexivo. Lo que llegado a este punto la información circula pero no se asienta, ni provoca reacciones a nivel profundo en el ánimo y espíritu de las personas y mucho menos provocan cambios en las actitudes individuales y sociales y políticas. Una permanente trivialidad que viaja sin rumbo, que recorre las redes.¿Cuánta reflexión nos hace falta! ¡Cuánta meditación sobre lo que llega a nuestros manos ó mejor a nuestros ordenadores sería necesaria! ¡Cuánto tiempo malgastado! ¡Qué incapacidad para procesar lo que nos llega, una avalancha que desaparece apenas llega! Y lo que es peor navegamos de puntillas en ese maremagnum convencidos de que estamos informados, de que conocemos lo que se trajina en el mundo!¿En reliadad somos unos pobres seres!! Nos acucian, nos presionan, nos lesionan en nuestras más íntimas convicciones, se introducen en nuestras vidas, arguyendo “razones” ficticas como la seguridad y la libertad, intentan regular nuestra vida con sus leyes injustas , nos condenan sin paliativos, si desobedecemos esas leyes injustas, se burlan de nosotros , contándonos mentiras y todavía damos gracias de que estemos “bien” informados y orgullosos de “conocer” la verdad. ¡¡Inconsciencia e inmadurez!

Transcribía aquí en mi nicho mural, un anuncio publicitario que decía, “La tecnología avanza, para que todo siga igual que siempre”. Este anuncio refleja perfectamente las intenciones del poder, de los de arriba, respecto a la tecnología en relación con el individuo. Los de arriba, introducen a través de la publicidad sus objetivos de perversión, de mutilación y de desactivación de cualquier intento de reacción de los ciudadanos. Con esta publicidad quieren transmitir a los ciudadanos de que la tecnología no modifica nada de nuestra vida cotidiana, al contrari la confirma. Quiere desmontar cualquier efecto pregresado en el individuo social. Es una maneraas más efectivas que tiene el poder estatuido de influir en la mente del individuo, sobre la mente del individuo inmaduro e inconsciente para adoctrinarlo y someterlo. Niega cuaqluier efecto revulsivo , innovador y comunicador de la tecnología, e incita al ciudadano a rechazar cualquier iniciativa contraria a esta propuesta.Y por ende niega a la tecnología justo ese poder enorme de empoderamiento del individuo que consituye la base revolucionaria de las nuevas tecnologías. Una artmñana más del poder estatuido para adcotrinar al ciudadano inmaduro e inconsciente de que nada debe cambiar.. Porque si todo está bien, para qué cambiar?

La tecnología ha producido cambios, a estas alturas nadie lo niega. Nuestras costumbres y nuestras vidas se han modificado. También algo nuestra manera de pensar. Nuevos horizontes se han abierto y ha facilitado el libre acceso al conocimiento en un alarde de libertad sin límites. Esos cambios profundos en las condiciones sociales y políticas, educativas y culturales,son las que hacen que el poder se sienta inquieto y resuelto a abortarlas por todos los medios a su alcance incluso hasta llegar a la guerra.

La educación vuelve a centrarnos en este problema. Solo la educación constituye el instrumento para que los individuos se lancen al alcance de todas las ventajas que les proporciona las nuevas tecnologías, desoyendo las amenazas, la furia desatada en sus distntas formas de las que se vale el poder para impedir la libertad y la autonomía del ser humano, amedrentando y fabricando quimeras de horror para desactivar a los individuos. pero esta educación que nos hace falta no es una educación al uso. es la educación del desafío, de l deos visionarios, de los utopistas, de todos los que han comenzado a percibir desprejuiciadamente que estamos en el momento soñado de alcanzar uno de los objetivos de siempre de la educación que es la emancipación y autonomía como máxima autorealización social e individual del ser humano.

La educaccopyleftión de la que se hace necesaria su intervención en la sociedad actual no es una educación al servicio d elos inetreses del estado, sino una educación centrada en y para el individuo en la construcción de su individualidad y de su sociabilidad. No es una educación que fomente la competitividad con el otro sino que promueva la ayuda mutua, la cooperación con el otro. la educación que tenga como objetivo la formación en las cualidades humanas de convivencia, de paz, de justicia, de solidaridad, de colaboración, de conocimiento compartido, de generosidad, de bondad, de belleza, de sobriedad, de crítica sobre lo que leemos y de finura y sensiblidad en el pensamiento, de desobediencia, de rebeldía, de fraternidad, de territorio común y de bienes comunes.

Anuncios como los que el pode pretende manipukar las consciencias deben ser rechazados de plano. pero para que esto sea una realidad aún tenemos que andar mucho el camino de la reflexión, de la información selectiva( no comernos todo lo que leemos o cae en nuestras manos sin ejercer sobre ello una mirada de crítica y de juicio racional). Si no ejercitamos esta cualidad de la inteligencia y del cuerpo aún nos quedarán entonces siglos de oscuridad alimentados incesantemente por los enemigos del individuo y de la sociedad progresada, ó lo que es lo mismo los amigos de la guerra, de la ignorancia y de la fuerza.

Hello world!

Welcome to WordPress. This is your first post. Edit or delete it, then start blogging!